¿Cumplen con su función Partidos Políticos?*

Campañas Políticas: efecto costo-beneficio

“No más partidos, no más autoridad, libertad absoluta del hombre y del ciudadano: esta es mi profesión de fe social y política”. ( Pierre Joseph Proudhon)

condenarro

En tiempos electorales conceptos como: democracia, partidos políticos, beneficio social, responsabilidad civil, campañas políticas y dispendios relacionados con estas, demagogia y descalificación, ruptura de partidos, apatía ciudadana derivada por incredulidad en instituciones y dirigentes, surgen de los archivos periodísticos, de voceros de organizaciones políticas. La realidad relacionada con el tema de la política, los partidos políticos, su función social y la civilidad de los habitantes del país o, en determinado momento en un municipio no se cuestiona, se evidencia. ¿Campañas políticas o mercantiles?

México vive bajo un régimen de gobierno democrático. Según la definición de democracia encontrada en el diccionario indica que se trata de: Una doctrina política favorable a la intervención del pueblo en el gobierno. – Predominio del pueblo en el gobierno político de un Estado. – Nación gobernada de esta manera  (Quillet); democracia (Del lat. tardío democratĭa, y este del gr. δημοκρατία); 1. f. Doctrina política según la cual la soberanía reside en el pueblo, que ejerce el poder por medio de representantes elegidos por sufragio universal; 2. f. Sistema de gobierno fundado en esta doctrina (DRAE).

La realidad política en México y por ende en sus estados y municipios, en mayor o menor medida, dista mucho de apreciar una función social de partidos -Socialización política y creación de opinión; Armonización de intereses; Formación de elites políticas; Canalización de peticiones de la población hacia los poderes; Reforzamiento y estabilización del sistema político, según Wikipedia- derivada del origen de estos. Huberth May Catillano, político y escritor costarricense define el concepto de partidos políticos en dos sentencias: “En realidad la democracia no sería posible sin los partidos políticos, pues su existencia se hace necesaria para organizar y activar la voluntad política de las masas, dado que aquellos constituyen el elemento de unión entre el electorado y los miembros de los poderes públicos… Una asociación de personas con las mismas concepciones ideológicas que se propone participar en el poder político o conquistarlo y que para la realización de este objetivo posee una organización permanente”.

Luis Armando Díaz, diputado local por el VII distrito señaló al suscrito, que si bien los partidos políticos buscan llegar al poder gubernamental buscando –valga la redundancia-, mediante diferentes ideologías, el bien común, sin embargo aceptó que en los últimos años las campañas políticas se asemejan más a campañas de mercadotecnia que a difundir plataformas políticas.

Con respecto a lo anterior, en un sitio de Internet**, Michael Pinto-Duschinsky, habla de los códigos de conducta de los partidos políticos creados en diversos países del orbe a fin de establecer parámetros en sus conductas, dirigidos a no alejarse de los objetivos originales de estas instituciones, creados principalmente mediante convenios sobre una base voluntaria. No obstante en sus escritos señala códigos en países como Malasia, Boznia y Herzegovina, Malawi, Camboya, Ghana, Bangladesh, Sudáfrica, Guinea, México no aparece en su lista. En sus apuntes indica que: “los códigos tienden a ser menos respetados donde son más necesarios. En países donde las elecciones son celebradas en medio de una profunda desconfianza… ¿no es una utopía esperar que los partidos y los candidatos rivales sean seriamente influenciados y contenidos por exhortaciones acerca de una buena conducta?”. Acerca de los discursos y declaraciones, destacan que “las declaraciones de lo que pueden parecer esperanzas piadosas pueden, sin embargo, tener un valor educativo considerable. Envían un mensaje moral muy claro, y dejan a los partidos expuestos al repudio público si descaradamente desobedecen los estándares que se han comprometido a respetar”.

En la misma página de Internet, se abordan situaciones referentes a prácticas injustas; campañas negativas y trucos sucios; fraude electoral, corrupción y otros indeseables en un proceso electoral legal y democrático, partiendo de la importancia y el respeto hacia los mismos partidos y, principalmente para la ciudadanía. Ejemplifican este tipo de situaciones con Richard Nixon y el famoso caso “Watergate”. Lo sucedido en 1974 en EUA, puede relacionarse directamente con prácticas electorales y de campañas ejercidas en México en diferentes procesos, incluso en la entidad y en el municipio de Los Cabos se dieron casos.

Por otra parte, lo concerniente al gasto de campañas, de recursos propios y públicos, Luis Armando Díaz refirió que si bien se han vivido campañas de dispendio, es bueno que la federación, en el caso de las elecciones de julio, haya definido ya el monto y los topes de campaña y lleve a cabo una vigilancia al respecto. A pregunta expresa con relación a un gasto excesivo para una campaña publicitaria más que política, el diputado dijo “bueno, lo que podría hacerse es modificar los parámetros de topes de campaña”. Manifestó que en BCS la ciudadanía ha demostrado, a diferencia de muchas otras entidades, mayor participación en materia política y se ha hecho evidente en las elecciones pasadas, sin embargo, también reconoció  que la ciudadanía ya no tiene confianza plena en las instituciones, políticas y/o gubernamentales, derivadas de diversas circunstancias conocidas por todos.

Con relación a la afectación en imagen urbana por campañas políticas, Federico Carreón Kelly, Secretario Municipal de Desarrollo Urbano y Ecología, encargado de la vigilancia en el cumplimiento del Reglamento Municipal de Imagen Urbana, respondió que la instancia responsable de establecer y vigilar el cumplimiento de uso de publicidad en las calles durante una campaña federal es el Instituto Federal Electoral (IFE), “nosotros lo que podemos hacer es coadyuvar y solicitar a los partidos omitir colocar publicidad en la zona turística”.

Conceptos y críticas sobre “Partido Político” (Biblioteca del Congreso Nacional de Chile):

Benjamín Constant: Un partido es una reunión de hombres que profesan una misma doctrina;  No considera a la organización como elementos del partido, que es esencial en los partidos políticos modernos.

Lenin:  El partido de la clase obrera no es aquel en que militan los obreros, sino el que defiende el programa revolucionario que expresa los intereses objetivos del proletariado; Tiene una perspectiva similar que el de Constant, en el cual, no se hace referencia a la organización del partido.

Hans Kelsen: Los partidos políticos son formaciones que agrupan hombres de la misma opinión para asegurarles una verdadera influencia sobre la gestión de los asuntos públicos; Es demasiado amplio, ya que incluso en una aldea se pueden dar las condiciones que propone Kelsen. El grado de precisión del concepto es bajo.

Jacques Cadart: Un partido político es un grupo organizado de ciudadanos constituido para defender y hacer triunfar sus opiniones y sus intereses y para obtener la realización de un programa de reformas; Señala que la característica esencial del partido político es la realización de un programa que contenga fines determinados, pero ello sólo es efectivo en el caso de partidos ideológicos y/o programáticos.

Sigmund Neumann: Una organización articulada de los agentes activos de la sociedad, de aquéllos que se interesan por hacerse con el poder del gobierno y que rivalizan por obtener el apoyo popular con otro grupo o grupos que mantienen puntos de vista opuestos. Es el gran intermediario que une a las fuerzas e ideologías de la sociedad con las instituciones oficiales del gobierno, poniéndolas en relación con una acción política en el seno de la totalidad de la comunidad política; La característica esencial del partido político es la intermediación de los partidos entre los ciudadanos y las instituciones estatales. También la definición presenta el problema de ser muy amplia.

Mauricie Duverger: El partido político es una comunidad de una estructura particular, que se caracteriza ante todo por las relaciones internas entre los miembros de la comunidad; La característica esencial del partido político es su estructura organizacional interna. Falta referencia a objetivos y medios de acceso al poder.

En la antesala de las siguientes elecciones y frente al clima político sudcaliforniano, es cuestión de preocupación ciudadana,el hecho, la realidad de que nuestros politicos no lo son en realidad, pero al menos un serrvidor, al menos es constante en su proceder de pobre loco peligroso irreverente, irrelevante, irremediable pero irresistible y real prófugo d ela injusticia que s erefiere a lo partido del estado político mexicano.

“Un país habrá llegado al máximo de su civismo cuando en él se puedan celebrar los partidos de fútbol sin árbitros”. ( José Luis Coll)

*Artículo escrito y nunca publicado para Periodistas en enero de 2003, innecesario actualizar, sigue vigente al 15 de septiembre de 2004; y en 2010.

**(http://www.aceproject.org/main/espanol/pc/pc.htm)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s