El suponer la envidia del que duda

“En cuanto nace la virtud, nace contra ella la envidia, y antes perderá el cuerpo su sombra que la virtud su envidia”. (Leonardo Da Vinci)

Condenarro

Observado y percibiendo el sentir de algunas personas que, aun sin conocer a fondo los objetivos de los funcionarios que están ahora en el gobierno, en sustitución de quienes supusieron harían lo mejor para la sociedad, me genera una duda y esta, al mismo tiempo concluye que en medio del regodeo de quienes ganaron sobre quienes perdieron no sólo las elecciones, también está la delectación del mismo que perdió por la retahila de reclamos que reciben los ganadores porque no han dado una respuesta tangible a la ciudadanía, que supone todo se arreglará de imediato, sin tomar en consideración que gran parte de los funcionarios del ejecutivo son parte del equipo de “la transición” que llegó a gobernar BCS y a Los Cabos en 1999 y que en el estado salió junto con Narciso y en Los Cabos con su hermanito hace menos de 90 días.

duda3 duda1Tome los términos que dan título a esta colaboración de tres columnas del filósofo y escritor contemporáneo Oscar de la Borbolla que publica el sitio de Sin Embargo, y no ahondando en el sentido filosófico ni con la calidad y elocuencia del autor, tomo el sentido social y pretendo aterrizarlo a nuestra realidad, reducirla, si es posible, más nunca tangible, a lo que nos sucede, lo que presumimos que pueda suceder, la duda de que suceda y la envidia que les dará a quienes vean que si sucedió y/o el regodeo de quienes gocen el que nada suceda. Lo único de lo que puedo suponer estar un tanto incierto, es que todo cambió para que todo siga igual. Para empezar veamos la historia política de nuestro presidente municipal y tomemos parte de lo que Alosno Mendes Suriano nos expone en un planteamiento muy bueno y claro que hace en su medio virtual Formula BCS (http://www.formulabcs.com/). Ahí nos explica el suponer de quien cree que crea envidia con un proyecto “dorado” en lo que han puesto a dudar en torno a quien es el verdadero dueño de la carretera, de las playas y del destino turístico mismo, hablando del munícipe Arturo de la Rosa y del empresario Eduardo Sánchez Navarro.

duda2El primero pretende que le demos el beneficio de la duda, supone que la ciudadanía entera tiene puesta su total confianza en él y su equipo y se regodea ante sus maestros ahora oponentes políticos amenazándolos con auditorías forenses, sin explicar bien a bien el como, en tanto se hace justicia a la institución pública, se hace lo mismo con el patron general: el pueblo. El segundo cree, supone, percibe que el pueblo le agradece su proyecto de inversión, de crear 5.5 mil empleos directos, adueñarse de un lugar privilegiado, ofertar muchos empleos, formas de vida a 5 mil familias que deben tener donde vivir, en toda la extención de la palabra y no sólo tratar de sobrevivir al hacinamiento, a la falta de infraestructura urbana, que, obvia decirlo y con base en el 115 Constitucional es obligación municipal, buscar, aún en zonas de riesgo un patrimonio familiar el cual no podrán sostener con un salario paupérrimo, menos los consabidos y obligatorios descuentos sindicales, previamente acordados con las constructoras, como ya es una tradición.

Ambos personajes, que suponen que sus súbditos, que en realidad son la base de su posición socioeconómica y política, serán la envidia de sus “semejantes” del interior del país, quienes sufren de lo mismo, lo único que cambia es el monto de lo que cobran y el monto de lo que gastan, y que en ambos casos son equivalentes al costo de vida en cada lugar del país. En toda la geografía existen “Arturos” y “Eduardos” quienes dudan entre sí, suponen que son necesarios el úno al otro, pero no necesariamente en reciprocidad, como debiera ser al igual que el empresario con el obrero-trabajador, como el ciudadano-gobierno. El extremo del absurdo es que con delectación hacen patente su “poder”.

Los 90 días que marco Arturo de la Rosa para que sus muchachitos dieran un resultado tangible, palpable, tanto en eso de poner orden, iniciar proyectos viables y factibles para dar solución a un sin fin de problemas urbanos y sociales, lo que no se vislumbran pues sus oficinas principales en mandos medios y superiores se ven personajes con rostro de factura política, por ejemplo en comunicación social entre otros. En tanto Eduardo Sánchez Navarro propone brindar todo el apoyo a los sectores menos favorecidos con donaciones y obra que, en automático supondrá que los regidores no dudarán en aprobar la permuta de eso por impuestos y/o propiedad, y así presumir a otras instancias su capacidad de tranza-acción. Por todo ello mi es-timado lector elector y contribuyente, es que yo no cambio, ni dudo, ni me regodeo por ser un simple y pobre loco peligroso irreverente, irrelevante, irremediable pero irresistible y real prófugo de la injusticia que les represento a los dos personajes, por haber leído los cuatro acuerdos.trazo2 trazo1

“Cuando uno dice que sabe lo que es la felicidad, se puede suponer que la ha perdido”. (Maurice Maeterlinck)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s