Creando y creyendo

*¿Y que SOS vos?

“soy mi huella para el regreso…”

condenarro

La fecha que queda inscrita e la historia cabeña es el 16 de enero de 2011, día en que 9,007 personas residentes de Los Cabos en su DSC_0159mayoría, acompañados de otros sudcalifornianos del municipio de La Paz y otros más llegados del interior de México y de otros países y que adoptaron este jirón peninsular como hogar; todos ahí presentes con un mensaje directo, conciso, preciso y macizo; ¡NO A LA MINERÍA TÓXICA! ¡SÍ AL DESARROLLO SUSTENTABLE! Sin consignas partidistas en un hecho relevante en el ámbito social y que debió ser tomado en cuenta por todos los candidatos que en febrero fueron votados y/o botados. Ninguno de los asistentes, preciso recalcarlo, se comprometió a nada diferente ni se vendió a nadie, todos llegamos como pudimos para decirle al mundo “¡Esto no es nuestro, y es para todos!, ¡así como está!”.

El evento se organizó por espacio de tres o cuatro semanas. Los organizadores, todos de diversos organismos no gubernamentales (ONG’s) lograron lo que ningún político ni gobernante ha logrado enDSC_0140 todo el Estado, reunir a 9,007 personas con un sólo compromiso: su futuro, nuestro futuro. Ningún problema de tránsito pese a lo complicado del acceso al arroyo de El Tule, considerando que la salida de la carretera tiene su grado de dificultad; tampoco se dieron incidentes al término, a pesar que los residentes de San José tenían que salir hacia la dirección contraria y retornar en el acceso a Playa Chileno. Las policías y rescatistas a la altura. Felicidades y gracias por ello.

Una fiesta se vivió ese domingo 16 de enero. Entre música, palabras de aliento, protestas contra la minería tóxica, consignas a favor del desarrollo sustentable, exigencia de una ley justa y coherente con la vocación natural de la entidad. Se vieron políticos que, por un lado se mostraron envidiosos por el conjunto de habitantes, lugar donde el hotelero, el restaurantero, el estudiante, el  infante, el globero, el DSC_0153taxista, el diputado y el candidato, todos acudimos bajo nuestra condición ciudadana. Nadie es ni menos ni más que nadie.

Y se hizo la ola famosa una vez se rellenaron las letras, donde “Sudcalifornianos Organizados por la Sustenabilidad” (SOS) formaron  tan afamado grito de ayuda internacionalmente conocido como SOS, en verde, con fondo de playa y en un escenario inigualable: Playa, Mar de Cortés, y miles de personas conscientes y que marcaron la dirección que queremos para Los Cabos: ¡sustentabilidad!

De mal gusto, he de decirlo, la actitud y los beneficios de los que se colgaron candidatos de diversos partidos. Era de esperarse apareciendo la “calidad y ética política de lideres”. Eso no melló la felicidad de la gente; su aceptación y reconocimiento del esfuerzo conjunto, tanto de los organizadores a quienes debemos reconocer el magno esfuerzo, como a las autoridades que apoyaron durante aDSC_0173 celebración de un ejercicio ejemplar de civilidad y sentido de pertenencia.

Nos queda esperar que el efecto de este grito, que al principio pensábamos silencioso, más fue estridente, nos traiga resultados favorables y marque el compás a segur como ciudadanos. La fuerza y el poder lo tenemos según manda nuestra Constitución Política de México y la propia del Estado. La fuerza ciudadana está demostrada, ahora recuperemos todo lo que es, por ley de todos:  playas, accesos a playas, Faro Viejo y, principalmente que se cumpla con las leyes y reglamentos vigentes, se concluyan los planes de desarrollo urbano y de ordenamiento ecológico y se fundamenten y estipulen las prioridades del estado para su gente.

Yo de verde asistí, me trepé a un cerro, tome mis fotos y se me puso la carne de gallina cuando, desde la cima de la loma escuchaba el grito cabeño, una sola voz surgida de 9,007 gargantas de ¡No a la minería a cielo abierto! ¡México, México, México! ¡Viva Los Cabos!, ¡Defendamos la Sierra de La Laguna! ¡El agua vale más que el oro! Y tantos etcéteras.

DSC_0164Queda en la conciencia de autoridades de los tres niveles de gobierno el darle seguimiento a la ciudadanía, o darle preferencia a los cañona$o$ que las mineras, hoy fusionadas estén disparando a diestra y siniestra. Contra las tácticas marrulleras que se han desarrollado en toda acción que atenta contra la naturaleza y en contra de la ciudadanía, el grito al unisono de 9,007 voces sin color partidista, sin título nobiliario o posición socioeconómica, nos sitúa al frente del pensamiento del club de pobres locos peligrosos irreverentes irrelevantes, irremediables pero irresistibles y reales prófugos de la injusticia que son los oídos sordos que reciben oro de las mineras y salarios del pueblo.DSC_0121

“El estudio, la contemplación de la naturaleza es el natural alimento de la inteligencia y del corazón. Nos eleva y hace cernernos en las regiones superiores: el mundo está a nuestros pies; nuestro pensamiento, fijo en las cosas del cielo, nos inspira desdén por los miserables y frívolos intereses de aquí bajo. El escudriñamiento, sólo el escudriñamiento de esas grandes y misteriosas verdades contiene un poderoso encanto”. (Cicerón)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s