De la identidad, sentido de pertenencia y otras minucias

“Cualquier destino, por largo y complicado que sea, consta en realidad de un solo momento: el momento en que el hombre sabe para siempre quién es”. (Jorge Luis Borges)

08Condenarro

Retomando el espacio que me permite la revista Ejecutivos, me tomo la libertad de comentar sobre dos aspectos qué, en Los Cabos y, creo tener la suficiente convivencia con sudcalifornianos de la mayor parte de la entidad, así como muchos, muchísimos inmigrantes, como yo mismo, declarado Chilango-Choyero (Chicho) desde 1989, que llegan buscando una mayor calidad de vida más que enriquecerse, y estos aspectos son en realidad los conceptos de identidad y el sentimiento de pertenencia, hoy día, con los sucesos que suponen algunos no debemos difundir por ser un destino turístico, no sólo sorprenden, sino atemorizan a la sociedad, incluyendo autoridades administrativas y policíacas.

Cuando refiero la palabra identidad, créame mi es-timado lector, no es solamente a la identidad personal que se confirma con su credencial del INE, pasaporte, CURP, acta de nacimiento. En este caso aludo a la identidad colectiva y cultural de Los Cabos en particular, porque aquí vivo, en Cabo San Lucas para ser más preciso. En los casi 28 años de radicar en Cabo San Lucas me identifico con los nativos y con quienes han hecho su vida, formado familia y patrimonio en esta tierra que, sin dudarlo, cuando Los04 Cabos quiere a alguien se queda… cuando no, simplemente se van:

“La identidad cultural: que alude a todas aquellas características en referencia a una determinada cultura, abarca desde las creencias, costumbres, comportamientos, tradiciones, valores que posee una cierta comunidad que permiten que sean identificados del resto”. (http://conceptodefinicion.de/identidad/)

05En torno al sentido de pertenencia, no aplica, al menos en este caso, a la propiedad sobre una cosa en particular, podría, en caso alguno, tomarse como el sentido civil, de ciudadano pues, de ciudadano cabeño y la responsabilidad que ellos conlleva, así como los beneficios que Los Cabos nos obsequia de forma natural. Ahora bien, la pregunta obligada, al menos que en lo personal me formulo es ¿que tan ciudadano de Los Cabos soy? Y me contesto mimismo, lo suficiente para exponer mis opiniones y mis protestas por lo que nos sucede dada nuestra propia apatía y negligencia encabezada por los03 ciudadanos que creen que son más ciudadanos porque tienen cargos públicos y eso les da el poder de estar por encima de sus conciudadanos. Y no, no es cuestión de personalidad, al menos en los últimos 26 años y casi cuatro meses que tengo escribiendo en medios, cada tres y seis años cambian los nombres, más no el 06comportamiento.

Aritóteles decía sobre el ciudadano: …a menudo se discute sobre el ciudadano y en efecto no todos están de acuerdo en quién es ciudadano. El que es ciudadano en una democracia con frecuencia no es ciudadano en una oligarquía”. Pareciera que México no vive en democracia sino en oligarquía, en este caso, comparto más la opinión de un amigo, empresario de la pesca deportiva y bienes raíces, vivimos en una plutocracia, y es tan evidente como los muros de concreto y otros de plantas importadas que nos obstruyen la vista al mar entre San Lucas y San José, por decir lo menos. Ahora, en las últimas décadas y más marcado en los últimos cinco años, la plutocracia no sólo la componen los más ricos, sino también los mas violentos con recursos suficientes hasta para asustar a los más ricos, y estos no porque teman morir, sino porque temen perder 09negocio… el negocio que les da la explotación de esa riqueza natural a la que nos apegamos los que tenemos ese sentido de pertenencia, que tenemos sentimiento de pérdida de esa riqueza que si bien por un lado se la están acabando inversiones extranjeras que no tienen el menor reparo en sobre explotarla, hasta acabarla e irse a otro lugar donde aun exista; obvia decirlo, todo con permiso de quienes ocupen, en su momento, los sillones y las plumas donde surgen los permisos 07para ello.

Me pregunto otra cosa; acaso se preguntarán esas manos que firman los permisos, que hablan de que combatirán la inseguridad, que aprueban fiestas de un gasto excesivo, del uso de un dinero que no tienen, cuando esas mismas fiestas se hacían antes con menos presupuesto y mas familias; fiestas que se extendían hacia la comunidad de La Playa cuando aun El Estero llegaba a sus linderos. Cuando las explosiones que se escuchaban eran los fuegos artificiales, no los AK 47 y otros jueguitos mortales que pululan ya por toda la entidad, en manos de uniformados y en manos de quienes son los soldados de quienes buscan la plaza y el mercado de estupefacientes y todo por una absurda prohibición.

01Ahora, la pregunta la lanzo a propios y extraños, y se que muchos empresarios se han jugado su patrimonio y siguen apostando a Los Cabos porque creen en este paraíso, paraíso que les ha dado la oportunidad de crecer como empresarios pero que mantienen su sentido de propiedad y su identidad cabeña; pregunto, ¿la clase gobernante nos da muestras de ese sentido de pertenencia, de identidad sudcaliforniana? En la inteligencia de que ni Los Cabos ni BCS nos pertenecen, pertenecemos a Los Cabos y BCS y nos lo estamos acabando.

A preguntas tan hostiles, mejor me despido y no sea que le vuelvan a jalar las orjeas a mis amigos que se animan a seguir publicando mis debralles, en tanto, me despido como un simple y pobre chicho y loco peligroso irreverente, irrelevante, irremediable pero irresistible y real prófugo de la injusticia de una personalidad multipolar…

02“Nadie se da cuenta de que algunas personas gastan una energía tremenda simplemente para ser normales”. (Albert Camus)

“Elogio de la estupidez” de Jean Paul Richter (1763-1825)

elogio-de-la-estupidez“Tal vez sorprenda que la Estupidez se haga escritora; pero seguramente sería más llamativo que la Sabiduría hiciera lo mismo”. (JPR)

Condenarro (Los Cabos News ed-503, circulando)

Llegamos a otra edición de Los Cabos News, en esta ocasión comentaré, desde mi propio aprendizaje de lo leído y apoyado un poco en dos ensayos que leí sobre el autor y su obra y la posible opinión de algunos lectores en cuanto a la relación de esta obra y la de Erasmo de Rotterdam, “Elogio a la locura”, o “Elogio a la estulticia”, según la traducción y edición, el cual fue escrito dos y medio siglos antes, sobre el cual señala el mismo Jean Paúl en el prefacio que hace la misma Estupidez sobre su elogio: “nada tiene que ver con el “Elogio de la locura”, de Erasmo de Rotterdam, pues la locura es justamente lo contrario a mi, al ser el resultado de un cruce entre la sabiduría y yo misma, como el mulo lo es del cruce entre la yegua y el asno”.

A decir verdad es complicado hacer un comentario en específico sobre la obra de éste escritor alemán nacido en el siglo XVIII y cuya obra que comentamos la escribió, de forma magistral tanto en su estructura, su profundidad en pensamiento y realidades, que es necesario señalar, nunca perderán actualidad. La editorial sequitur –con minúsculas- hace uso de un texto de Herman Hesse, admirador de Richter tomado de su obra “Escritos sobre literatura”, titulado “Sobre Jean Paul”, su pseudónimo en toda su obra literaria, donde hace una descripción no sólo de la vida del autor, sino de su jean-paulpersonalidad, su genialidad y tozudez;

“y había muchas cosas que no funcionaban, aparte de algunas amistades y correspondencias, aquella vida no tenía una realidad, se deshacía en dos mitades, la que transcurría en la mesa de trabajo, con cerveza y vértigo creativo, y otra anodina de rostro gris y cotidiano”.

Texto en el que se enfatiza la dualidad del autor entre el mundo de los pensamientos –realidad imaginaria-, y la realidad cotidiana, lo que le da una calidad de excelencia en sus obras; acierta en su ironismo, su sarcasmo, con un sentido del humor que no era característico de Erasmo, más allá del libro mencionado en el párrafo anterior.

En opinión personal, este, al menos para quienes gustamos y nos entusiasmamos con la lectura más que con la escritura, debiese ser libro de cabecera y que a la mía llegó gracias a un regalo cumpleañero de un buen amigo, Armando “Flaco Risueño”, quien, a propósito, me comentó que no es difícil encontrarlo en librerías importantes o comprarlo en línea, según he visto.

estupidez-claude_chabrolEl primer párrafo del prefacio que la misma Estupidez apunta su auditorio o lectores es una trampa para el ávido lector, mismo que, con el permiso –al menos lo creo- de la editorial comparto:

“Yo, la Estupidez, para mostrarme a los hombres con mi mejor aspecto lo mismo adopto la apariencia más respetable que cualquier otra. Aunque, a decir verdad, no complazco en cada momento más que a aquéllos que me ven con su propia forma. Unas veces brillo en el adulador de buenos modales que, como un cuadro, lleva todas sus cualidades en la parte estupidez-cartonexterna, recibe su entendimiento como una costumbre y al elogiar los defectos del poderoso obtiene una recompensa por los suyos”.

La obra entera que no suma más que 107 páginas, pone en escaparate la presencia y la importancia de la Estupidez en la vida cotidiana, tanto del Siglo de las Luces, pues se escribió en 1782, cuando Richter contaba con apenas 20 años, mas una madurez sociopolítica muy bien definida, y profundizada por su precariedad económica, lo cual, de acuerdo a lo que señala Hesse y la misma Wikipedia sobre su vida, fue la materia prima en cuanto al desarrollo de su agudeza y optimización de una mente ilustre, genuina y genial. Característica, inteligencia, agudeza e ironía de tratar la realidad de forma estúpidamente imaginaria perduró, aun cuando fue reconocido y económica y socialmente bien remunerado, hasta su muerte en 1825.

Podrá encontrar e incluso encontrarse en toda la disertación que Jean Paul hace a lo largo del libro, son partícipes del elogio, pues la Estupidez se encuentra e influye en todos los sectores, desde el eclesiástico hasta el gubernamental, pasando por los eruditos, los médicos, los empresarios, los maestros y estudiantes, poetas, escritores, intelectuales…estupidez-katherine_mansfield

Bien pudiera, para mejor explicar la obra de Richter, al menos en ésta, pues la misma editorial ha podido rescatar buen número de títulos y ensayos, llenar varias páginas tan sólo de algunos aforismos sacados del texto, y eso sería una verdadera estupidez de mi parte, tomando como base la acepción del DRAE, por ello, no tengo alternativa que sugerirle que le llame algún amigo que tenga oportunidad de buscarlo en las librerías de alguna ciudad, o bien solicitarlo en línea, en lo particular les comentaré en la librería Macondo para que nos lo acerque, en tanto, me reitero, estúpidamente ilustrado, comoestupidez-dibujo un pobre loco peligroso irreverente, irrelevante, irremediable pero irresistible y real prófugo de la injusticia que la seriedad le representa a una estúpida sobriedad…

“La exactitud en las pequeñas cosas es la virtud de los estúpidos”. (JPR)

Educación, ¿Educación? I-VI

“La educación empieza con la vida, y no acaba sino con la muerte”. (José Martí)

educación3Condenarro 

El término, palabra, vocablo, precepto, concepto “Educación” es uno de los que escuhcamos constantemente en diferentes tonos o con diversos objetivos, más aún cuando nos encontramos en medio de contiendas, que no podría yo llamarlas menos en fechas actuales -30/V-, político-electorales, sin embargo, nadie, o muy pocas personas, se detienen a pensar en lo que en realidad significa la palabra, el vocablo, el término, el precepto y/o el concepto, en su mayoría se refieren al sistema educativo, mas eso es tan sólo un mínimo elemento de lo que Educación realmente es y significa para la sociedad en su conjunto, lo cual demuestra la falta o mala que ha tenido o asimilado del mismo.

Vamos por partes, el Diccionario del Español Mexicano (DEM) que creó el Colegio de México mantiene cuatro acepciones: y para lo que nos ocupa les comparto las primeras dos: Acción o conjunto de acciones dirigidas al desarrollo de la inteligencia, el carácter y el juicio de las personas, de acuerdo con la historia, la cultura y las necesidades de su sociedad: la educación de la juventud; Enseñanza y comportamiento de alguien de acuerdo con ciertas normas o costumbres: buena educación,las-10-mejores-frases-547x1075 mala educación.

Ahora bien, el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua no difiere mucho, he aquí cuatro: Acción y efecto de educar; Crianza, enseñanza y doctrina que se da a los niños y a los jóvenes; Instrucción por medio de la acción docente; Cortesía, urbanidad.

En wikipedia se nos da esta información: del latín educere ‘sacar, extraer’ o educare ‘formar, instruir’) puede definirse como: El proceso multidireccional mediante el cual se transmiten conocimientos, valores, costumbres y formas de actuar. La educación no sólo se produce a través de la palabra, pues está presente en todas nuestras acciones, sentimientos y actitudes; El proceso de vinculación y concienciación cultural, moral y conductual. Así, a través de la educación, las nuevas generaciones asimilan y aprenden los conocimientos, normas de conducta, modos de ser y formas de ver el mundo de generaciones anteriores, creando además otros nuevos; Proceso de socialización formal de los individuos de una sociedad. Educación e instrucción (enseñanza, inducción, doctrina y similares, asuntos diferentes, aún cuando los segundos forman parte del primero).

el trenCon la finalidad de aterrizar el presente ensayo, se me ocurrió un ejercicio; solicité en redes sociales una participación, con una respuesta que en realidad, no me sorprendió por el número, sino por las coincidencias y divergencias, no sin razones en cada una de ellas; yo solicité cinco conceptos personales breves, de menos de 10 palabras, sobre la palabra, término o precepto de “Educación”. Recibí, en mi cuenta del caralibro (facebook), 44 comentarios, algunos comentaron una o más ocasiones, otros con definiciones institucionalizadas y algunos más con citas y hasta con el tema de una canción, la que me encanta de mi banda favorita Pink Floyd. A mas de agradecer el tiempo y opinión observadas, he de decir que todos los conceptos son válidos, no tanto del punto de vista lingüístico, sino como el social. Posible verlas en la cuenta de Héctor Narro con fecha del 28 de mayo.

Para Yadira Ceceña Castro, es formar a otros modelando su temperamento y carácter; Alegría Gómez define como “La educación es la madre de todos los vicios y de todas las virtudes”; Vic Herzam: Educar para formar legiones de soldados del sistema, o educar para liberar; para Teresita Marrón es el recurso más importante para redirigir el rumbo de México; Sara de la Paz la resume: Dar luz al individuo en todos los aspectos: formativos, sociales y cognitivos..; mi amigo y colega Mauel Espinoza, coincide en gran parte con la propia la que me explicó mi madre, que es educadora, maestra y especialista en problemas de aprendizaje –explico, estudió la carrera cuando ya no tenía yo remedio- y dice: La educación como precursor de valores, conocimiento y costumbres; Mariana Brera, de Dibujando Nuestro Sueño la explica: Creación de formas para auto-descubrir nuestro gran potencial creador humano; Construir ciudadanos, expone Franco Corner; Educación es la plataforma que inculca, desarrolla y potencializa, de manera dinámica y funcional, las cualidades y valores que rigen la vida armónica en sociedad, señala el responsable de este ensayo, pues por su culpa me dio por hacerlo, Arturo Rubio Ruiz. Y agradezco a Francisco Holmos, Salvador Castro, Adela Sangrías Bar, José Nuñez Valenzuela, Anthony Peres Dilon, Claudia Velo, Ceci Miro, que me encantáron sus cinco, mas uno conceptos, Rosalindamafa Echeverría, Adriana Zaaverdra y muchos más –disculpas si no los menciono, espero comprendan, se trata de espacio-, todos convincentes y razonados, me convenció por breve y conciso el de Rick Salas, que dice que la educación no es otra cosa que el ejemplo que damos; si tomamos una de las conceptualizaciones que encontramos en wikipedia, resulta un excelente resumen. Joaquín Tello, Lázaro Acuña, Armando Sánchez, así Ivonne Montes de Oca y Mario Alberto Echegaray que evocaron la canción de Pink Floyd del album The Wall: “We no need no educations”.

Ahora, retomando un poco el objetivo del ensayo, es necesario decir que si bien la educación inicia en el vientre de la madre, e incluso antes, y se va dando en el núcleo familiar, iniciando por la pareja como tal, seguida de la relación padre-madre-hijo, seguida de la inclusión de los hermanos y el resto de la familia directa e indirecta (abuelas y abuelos, tías y tíos, primas y primos, etc.), vecindario, escuela, sociedad. Todo se va conjuntando a la educación que percibimos, la cual tiene como base la familiar, cierto, más la jerarquización de Educación4valores y prioridades la va evaluando cada uno conforme crece y adquiere y/o forma criterio. La sociabilización que va adquiriendo en su evolución personal se va integrando a lo que podríamos denominar la educación social. Cuya definición, una de ellas al menos, es: La Educación Social es una forma de intervención social que se llevará a cabo desde estrategias y contenidos educativos con el objetivo de promover el bienestar social y mejorar la calidad de las personas en general y especialmente la resolución de problemas de aquellos grupos marginados que quedaron por fuera del sistema. (www.definicionabc.com/social/educacion-social.php)

La integración del niño a la escuela, que podríamos decir es el primer paso a la educación social, es el paso vital en cuanto a la priorización y jerarquización de valores, ya los conoció en el seno familiar, ahora vendrá en la práctica fuera de ese círculo y las similitudes y divergencias, aún cuando en la gran mayoría serán los mismos principios de respeto y convivencia, siempre habrá discrepancias por cuestiones de formación familiar y, triste pero real, clases sociales y/o culturas religiosas. Las ideologías políticas vendrán más tarde, cuando, dentro de la educación social, el individuo se ubique o desubique en la adolescencia, etapa en que las dos cosas se suceden.

Las conclusiones, al presente, el primero de varios creo yo, pues el tema da para muchísimo, casi tanto como para abordar el concepto de cultura, y digo casi porque la educación es parte de la cultura, pues depende mucho como la obtenemos y nos integramos a la educación social de nuestro origen cultural. Podría yo señalar que la educación, como me señaló Adela Sangrías Bar, la llevamos con nosotros donde quiera que vayamos, eso no quiere decir que sea buena, mala; compatible o no con la que cada uno tiene, sí, siempre habrá algún Goethe-Ignoranciapunto de encuentro, mas cada quien la suya con coincidencias, mas que en algunos momentos, esta educación puede variar en cuanto a la jerarquización de valores, en los casos como los mítines masivos donde la violencia, el fanatismo, el vandalismo y otros comportamientos que, para la mayoría son improbables en “tiempos normales”; surgen.

En tanto mi es-timado lector elector y educando permanente asimila, digiere y aprende sobre lo que su educación ha sido hasta el momento y que grado de aprendizaje, basado en ella ha alcanzado, yo me reitero, con toda la mejor educación posible, como un simple, ordinario y pobre loco peligroso irreverente, irrelevante, irremediable pero irresistible y real prófugo de la injusticia que, con todo respeto, el sistema educativo nacional nos espeta…

espeta6

“Tan sólo por la educación puede el hombre llegar a ser hombre. El hombre no es más que lo que la educación hace de él”. (Immanuel Kant)

Continua…