De la identidad, sentido de pertenencia y otras minucias

“Cualquier destino, por largo y complicado que sea, consta en realidad de un solo momento: el momento en que el hombre sabe para siempre quién es”. (Jorge Luis Borges)

08Condenarro

Retomando el espacio que me permite la revista Ejecutivos, me tomo la libertad de comentar sobre dos aspectos qué, en Los Cabos y, creo tener la suficiente convivencia con sudcalifornianos de la mayor parte de la entidad, así como muchos, muchísimos inmigrantes, como yo mismo, declarado Chilango-Choyero (Chicho) desde 1989, que llegan buscando una mayor calidad de vida más que enriquecerse, y estos aspectos son en realidad los conceptos de identidad y el sentimiento de pertenencia, hoy día, con los sucesos que suponen algunos no debemos difundir por ser un destino turístico, no sólo sorprenden, sino atemorizan a la sociedad, incluyendo autoridades administrativas y policíacas.

Cuando refiero la palabra identidad, créame mi es-timado lector, no es solamente a la identidad personal que se confirma con su credencial del INE, pasaporte, CURP, acta de nacimiento. En este caso aludo a la identidad colectiva y cultural de Los Cabos en particular, porque aquí vivo, en Cabo San Lucas para ser más preciso. En los casi 28 años de radicar en Cabo San Lucas me identifico con los nativos y con quienes han hecho su vida, formado familia y patrimonio en esta tierra que, sin dudarlo, cuando Los04 Cabos quiere a alguien se queda… cuando no, simplemente se van:

“La identidad cultural: que alude a todas aquellas características en referencia a una determinada cultura, abarca desde las creencias, costumbres, comportamientos, tradiciones, valores que posee una cierta comunidad que permiten que sean identificados del resto”. (http://conceptodefinicion.de/identidad/)

05En torno al sentido de pertenencia, no aplica, al menos en este caso, a la propiedad sobre una cosa en particular, podría, en caso alguno, tomarse como el sentido civil, de ciudadano pues, de ciudadano cabeño y la responsabilidad que ellos conlleva, así como los beneficios que Los Cabos nos obsequia de forma natural. Ahora bien, la pregunta obligada, al menos que en lo personal me formulo es ¿que tan ciudadano de Los Cabos soy? Y me contesto mimismo, lo suficiente para exponer mis opiniones y mis protestas por lo que nos sucede dada nuestra propia apatía y negligencia encabezada por los03 ciudadanos que creen que son más ciudadanos porque tienen cargos públicos y eso les da el poder de estar por encima de sus conciudadanos. Y no, no es cuestión de personalidad, al menos en los últimos 26 años y casi cuatro meses que tengo escribiendo en medios, cada tres y seis años cambian los nombres, más no el 06comportamiento.

Aritóteles decía sobre el ciudadano: …a menudo se discute sobre el ciudadano y en efecto no todos están de acuerdo en quién es ciudadano. El que es ciudadano en una democracia con frecuencia no es ciudadano en una oligarquía”. Pareciera que México no vive en democracia sino en oligarquía, en este caso, comparto más la opinión de un amigo, empresario de la pesca deportiva y bienes raíces, vivimos en una plutocracia, y es tan evidente como los muros de concreto y otros de plantas importadas que nos obstruyen la vista al mar entre San Lucas y San José, por decir lo menos. Ahora, en las últimas décadas y más marcado en los últimos cinco años, la plutocracia no sólo la componen los más ricos, sino también los mas violentos con recursos suficientes hasta para asustar a los más ricos, y estos no porque teman morir, sino porque temen perder 09negocio… el negocio que les da la explotación de esa riqueza natural a la que nos apegamos los que tenemos ese sentido de pertenencia, que tenemos sentimiento de pérdida de esa riqueza que si bien por un lado se la están acabando inversiones extranjeras que no tienen el menor reparo en sobre explotarla, hasta acabarla e irse a otro lugar donde aun exista; obvia decirlo, todo con permiso de quienes ocupen, en su momento, los sillones y las plumas donde surgen los permisos 07para ello.

Me pregunto otra cosa; acaso se preguntarán esas manos que firman los permisos, que hablan de que combatirán la inseguridad, que aprueban fiestas de un gasto excesivo, del uso de un dinero que no tienen, cuando esas mismas fiestas se hacían antes con menos presupuesto y mas familias; fiestas que se extendían hacia la comunidad de La Playa cuando aun El Estero llegaba a sus linderos. Cuando las explosiones que se escuchaban eran los fuegos artificiales, no los AK 47 y otros jueguitos mortales que pululan ya por toda la entidad, en manos de uniformados y en manos de quienes son los soldados de quienes buscan la plaza y el mercado de estupefacientes y todo por una absurda prohibición.

01Ahora, la pregunta la lanzo a propios y extraños, y se que muchos empresarios se han jugado su patrimonio y siguen apostando a Los Cabos porque creen en este paraíso, paraíso que les ha dado la oportunidad de crecer como empresarios pero que mantienen su sentido de propiedad y su identidad cabeña; pregunto, ¿la clase gobernante nos da muestras de ese sentido de pertenencia, de identidad sudcaliforniana? En la inteligencia de que ni Los Cabos ni BCS nos pertenecen, pertenecemos a Los Cabos y BCS y nos lo estamos acabando.

A preguntas tan hostiles, mejor me despido y no sea que le vuelvan a jalar las orjeas a mis amigos que se animan a seguir publicando mis debralles, en tanto, me despido como un simple y pobre chicho y loco peligroso irreverente, irrelevante, irremediable pero irresistible y real prófugo de la injusticia de una personalidad multipolar…

02“Nadie se da cuenta de que algunas personas gastan una energía tremenda simplemente para ser normales”. (Albert Camus)

Advertisements

“Elogio de la estupidez” de Jean Paul Richter (1763-1825)

elogio-de-la-estupidez“Tal vez sorprenda que la Estupidez se haga escritora; pero seguramente sería más llamativo que la Sabiduría hiciera lo mismo”. (JPR)

Condenarro (Los Cabos News ed-503, circulando)

Llegamos a otra edición de Los Cabos News, en esta ocasión comentaré, desde mi propio aprendizaje de lo leído y apoyado un poco en dos ensayos que leí sobre el autor y su obra y la posible opinión de algunos lectores en cuanto a la relación de esta obra y la de Erasmo de Rotterdam, “Elogio a la locura”, o “Elogio a la estulticia”, según la traducción y edición, el cual fue escrito dos y medio siglos antes, sobre el cual señala el mismo Jean Paúl en el prefacio que hace la misma Estupidez sobre su elogio: “nada tiene que ver con el “Elogio de la locura”, de Erasmo de Rotterdam, pues la locura es justamente lo contrario a mi, al ser el resultado de un cruce entre la sabiduría y yo misma, como el mulo lo es del cruce entre la yegua y el asno”.

A decir verdad es complicado hacer un comentario en específico sobre la obra de éste escritor alemán nacido en el siglo XVIII y cuya obra que comentamos la escribió, de forma magistral tanto en su estructura, su profundidad en pensamiento y realidades, que es necesario señalar, nunca perderán actualidad. La editorial sequitur –con minúsculas- hace uso de un texto de Herman Hesse, admirador de Richter tomado de su obra “Escritos sobre literatura”, titulado “Sobre Jean Paul”, su pseudónimo en toda su obra literaria, donde hace una descripción no sólo de la vida del autor, sino de su jean-paulpersonalidad, su genialidad y tozudez;

“y había muchas cosas que no funcionaban, aparte de algunas amistades y correspondencias, aquella vida no tenía una realidad, se deshacía en dos mitades, la que transcurría en la mesa de trabajo, con cerveza y vértigo creativo, y otra anodina de rostro gris y cotidiano”.

Texto en el que se enfatiza la dualidad del autor entre el mundo de los pensamientos –realidad imaginaria-, y la realidad cotidiana, lo que le da una calidad de excelencia en sus obras; acierta en su ironismo, su sarcasmo, con un sentido del humor que no era característico de Erasmo, más allá del libro mencionado en el párrafo anterior.

En opinión personal, este, al menos para quienes gustamos y nos entusiasmamos con la lectura más que con la escritura, debiese ser libro de cabecera y que a la mía llegó gracias a un regalo cumpleañero de un buen amigo, Armando “Flaco Risueño”, quien, a propósito, me comentó que no es difícil encontrarlo en librerías importantes o comprarlo en línea, según he visto.

estupidez-claude_chabrolEl primer párrafo del prefacio que la misma Estupidez apunta su auditorio o lectores es una trampa para el ávido lector, mismo que, con el permiso –al menos lo creo- de la editorial comparto:

“Yo, la Estupidez, para mostrarme a los hombres con mi mejor aspecto lo mismo adopto la apariencia más respetable que cualquier otra. Aunque, a decir verdad, no complazco en cada momento más que a aquéllos que me ven con su propia forma. Unas veces brillo en el adulador de buenos modales que, como un cuadro, lleva todas sus cualidades en la parte estupidez-cartonexterna, recibe su entendimiento como una costumbre y al elogiar los defectos del poderoso obtiene una recompensa por los suyos”.

La obra entera que no suma más que 107 páginas, pone en escaparate la presencia y la importancia de la Estupidez en la vida cotidiana, tanto del Siglo de las Luces, pues se escribió en 1782, cuando Richter contaba con apenas 20 años, mas una madurez sociopolítica muy bien definida, y profundizada por su precariedad económica, lo cual, de acuerdo a lo que señala Hesse y la misma Wikipedia sobre su vida, fue la materia prima en cuanto al desarrollo de su agudeza y optimización de una mente ilustre, genuina y genial. Característica, inteligencia, agudeza e ironía de tratar la realidad de forma estúpidamente imaginaria perduró, aun cuando fue reconocido y económica y socialmente bien remunerado, hasta su muerte en 1825.

Podrá encontrar e incluso encontrarse en toda la disertación que Jean Paul hace a lo largo del libro, son partícipes del elogio, pues la Estupidez se encuentra e influye en todos los sectores, desde el eclesiástico hasta el gubernamental, pasando por los eruditos, los médicos, los empresarios, los maestros y estudiantes, poetas, escritores, intelectuales…estupidez-katherine_mansfield

Bien pudiera, para mejor explicar la obra de Richter, al menos en ésta, pues la misma editorial ha podido rescatar buen número de títulos y ensayos, llenar varias páginas tan sólo de algunos aforismos sacados del texto, y eso sería una verdadera estupidez de mi parte, tomando como base la acepción del DRAE, por ello, no tengo alternativa que sugerirle que le llame algún amigo que tenga oportunidad de buscarlo en las librerías de alguna ciudad, o bien solicitarlo en línea, en lo particular les comentaré en la librería Macondo para que nos lo acerque, en tanto, me reitero, estúpidamente ilustrado, comoestupidez-dibujo un pobre loco peligroso irreverente, irrelevante, irremediable pero irresistible y real prófugo de la injusticia que la seriedad le representa a una estúpida sobriedad…

“La exactitud en las pequeñas cosas es la virtud de los estúpidos”. (JPR)

Gravitación… Newton por Los Cabos… y México

“Los Hombres construimos demasiados muros y no suficientes puentes”. (Issac Newton)

Condenarro

gravita2Iniciemos con la gravedad que el asunto debiese de-te-ner. Pagaremos el gravamen de lo que ejerza lo que, por su peso, la propia ley de la gravedad imponga. Como el peso y el sentido del humor tienen el mismo valor, trataré de iniciar una entelequia tratando de mantener una armonía cuasimperfecta de la gravitación de la gravedad que nos tiene en un estado, partiendo de una muy personal forma, o una de las formas que pudiese interpretar las leyes de la gravitación de Issac Newton, después de todo las leyes que son de observancia se interpretan, ¡pos las naturales pior…! Lo grave que percibí de la visita de Newton, no el científico al que la manzana le movió las ideas, sino el que físicamente nos trajo gravitando en medio de lluvias, vientos y rayos. La lluvia limpia y saca a relucir mucho de lo “enterrado por su gravedad”, eso que ni qué…gravita3

Todo inicio debiese tener un final, así como a cada acción corresponde una reacción proporcional. Una teoría con un alto grado de lógica gravemente no considerada en la práctica social. Está bien, es un pequeño plagio con toda buena intención. No le veo lo grave en realidad, a lo sumo simplemente relativo.

Antes de continuar mi es-timado carísimo y agravado lector, permítome, no les puedo solicitar su permiso, pues llegaría tarde el sí o el no… exponer dos definiciones de gravitación; en realidad, la primera es sobre el gravitar, del DRAE, espero no hayan olvidado que es el DRAE, y el segundo de Ambrose Gwinet Bierce y su diccionario del diablo:

Gravitar: Dicho de un cuerpo: Moverse alrededor de otro por la atracción gravitatoria. La Luna gravita en torno de la Tierra; Dicho de un cuerpo: Descansar o hacer fuerza gravita4sobre otro; Dicho de un peso, de una carga o de una responsabilidad: Recaer sobre alguien o algo; Influir sobre alguien o sobre algo. (DRAE)

“Gravitación, s. Tendencia de todos los cuerpos a acercarse unos a otros con fuerza proporcional a la cantidad de materia que contienen; la cantidad de materia que contienen se determina por la tendencia a acercarse unos a otros. Bello y edificante ejemplo de cómo la ciencia, después de hacer de A la prueba de B, hace de B la prueba de A.” (Ambrose Gwinet Bierce)

A lo que quiero llegar, es al hecho de que es una realidad que todos somos masas que gravitamos. Socialmente hablando, en nuestro particular caso de mexicanos,gravita6 gravitamos sobre la gravedad de la ilusión que nos venden, con gravamen y todo, tanto las instituciones políticas como las privadas y los medios masivo de información, principalmente tv, radio y diarios impresos; hoy por hoy, las redes sociales toman un papel muy importante sobre esa gravitación social en la que vivimos, gravemente, claro.

“La Fuerza Social que ejerce una comunidad humana con poder económico (m1) sobre otra comunidad con poder económico (m2), es directamente proporcional al producto de sus poderes económicos e inversamente proporcional al cuadrado de las distancias que las separan de la Capital Federal”. (José Manuel Naredo; polis.revues.org)
gravitaTodo el mes denominado unilaterlamente como “Mes de la Patria”, tan sólo porque fue cuando se hizo el llamado a levantarse contra, no precisamente vs el rey ni la monarquía, sino el mal gobierno virreinal. El cacicazgo, los monopolios, la esclavitud, el gregarismo que, llegado el momento, lastimó los intereses de los criollos, los burgueses, hacendados que percibían un decremento considerable en su influencia hacia la corte, en sus negocios, es decir, su lana y posición socioeconómica. Según nos lo dio a entender José Manuel Villalpando en su conferencia al respecto. Todo el movimiento gravitando en torno a la masa del poder con dinero y al propio del dinero con poder… con miles de pequeñas masas urgidas de supervivencia, (campesinos, obreros, esclavos, artesanos, indios, mestizos y otros que se me pasan). La gravitación universal, de acuerdo a las leyes de Newton, este sí, el científico, no podrían ser cuantificadas en años, pues son universales –gravitando yo en mis debralles-, las masas mayores controlan, soportan o expelen a las menores. El magnetismo que cada masa tiene por sí misma. En cuestiones políticas económicas y gravita9sociales, el hecho no dista tanto del científico al que una manzana le prendió el foco… en esto de la gravitación universal, podemos pensar que la manzana es una masa pequeña, compacta pero con mucha influencia social, si no, podemos preguntarle a Paul McCartney, Ringo Star, a los socios de Jobs, a Adán y Eva… etc. Grave el papel que juega el fruto prohibido por la gravedad que le implicó al “Paraíso”.

Por una parte, inicia el mes con un teatro mal armado sobre un informe que desinformó, o, peor aun, malinformó a la masa que gravita en torno a yerro, ya acostumbrado del ejecutivo en actos y discursos institucionales oficiales, tras la visita, por invitación, del candidato republicano odiamexicanosytodoslosdemás, Trump y el teatro y periplo sobre “El Muro” que al término del mes bien lo explicó el virtuoso musical, cofundador de mi grupo musical favorito Pink Floyd con su preciso, conciso ygravita8 macizo discurso en el zócalo de Plaza del Sol. Hermoso en todos los sentidos; dejó a la audiencia y a los que lo pudimos ver vía internet después, gravitando en su armonía y claridad.

En la entidad, el gobernador no se queda atrás con sus yerros en declaraciones, en ordenamientos, en realidad, en la gravedad de sus acciones como gobernador, sin ahondar mucho, tenemos la inseguridad que el ejecutivo estatal no ha logrado contextualizar. Eso sí, que conste en el acta, que la escenificación de los eventos públicos gravita en su persona, en la importancia que él cree que tiene y en el mandato, que al parecer siente divino y no popular, que se le otorgó, al igual que a su padre; aunque pudiera ser que el niño Carlitos sigue revelándose ante la figura de autoridad paterna… Grave para el pueblo sudcaliforniano de Baja California Sur.gravita1

En Los Cabos, para no ir tan lejos, no podría decir que gravitamos en torno a otro ejecutivo, pero municipal, en cuanto a los hechos, no hechos y que se echan la pelotita para encontrar –esa necia urgencia de tener culpables para todo y para nada- justificación para los errores, todos son heradados, como gran parte de su personal de “confianza” –¿con fianza lograron su cargo me pregunto yo?-, cambios en su gabinete, mejor dicho enroques, no dudo que sepa ajedrez, pero me gustaría jugar con él, yo soy malo y él mismo tiene valiosos azusores ¿o asesores?

Lo mejor del mes fue el video en el cual personal de seguridad de un hotel que tiene el mismo nombre que el original que se construyó a finales de los 60, el primero en el pueblo, retiraban con lujo de violencia y prepotencia a una persona de la playa tan sólo por utilizar una sombrilla propiedad del hotel; ni idea de que la concesión no es gravita5propiedad y lo propio hubiese sido quitar la sombrilla y permitir el uso y ejercicio que cualquier mexicano y visitante tiene de gozar las playas sin necesidad de pagar; a menos que quiera servicio y atención personal, para eso sirven las concesiones. Está claro en las leyes generales de Bienes Nacionales y de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente y sus reglamentos. El domingo 2 de octubre, fecha emblemática para todos los mexicanos, los habitantes, muchos lo hacen normalmente una vez o más a la semana, dependiendo de como graviten en sus actividades productivas, en ésta ocasión acudieron a disfrutar de sus playas, El Médano en particular el domingo, en respuesta a la agresión y transgresión de la ley.

Por lo pronto y por lo tanto no sin ofrecerle una disculpa a Bertoldo –amigo y director de la revista- por mi tardanza, la verdad es que el tema que da origen al título y los sucesos patrios de “septiambres” me trajeron gravitando todo el mes de la patria, los acontecimientos no me permitían discernir entre los errados y los herrados del sector oficial, siento que no me queda más que reiterarme, gravitando entre mis debralles y sus conclusiones, y esperando que alguien me los pueda explicar algún día sin tanta gravedad de por medio, quedo igual, girando, gravitando con sentido del humor y el común, cual simple y pobre loco peligroso irreverente, irrelevante, irremediable pero irresistible y real prófugo de la injusticia que representa que los gravámenes ni el dolargravitafin se sometan a la ley de la gravedad, de la cual se podría resumir en que todo lo que sube tiene que bajar.

“el círculo entre falta de autoridad y abuso de autoridad convierte todo en libertinaje y no hay peor daño a la sociedad que el que todos participemos”. (René Druker Colón)